Los tulipanes son una flor de temporada con una apertura espectacular y amplia variedad de colores. La mejor época para regalar tulipanes es el invierno, la época en que florecen sin necesidad de forzarlos. Son flores de invierno, flores que solo podemos disfrutar en una determinada época del año. Un ramo de tulipanes es un detalle muy apropiado para visitar a un amigo, agradecer una cena o simplemente sorprender a alguien.

El tulipán es originario de Turquía, es una planta bulbosa, se planta aproximadamente en septiembre – octubre para que florezcan a partir de noviembre. Puede plantarse en los jardines creando macizos de colores vivos que mantendrán su color unas dos semanas seguidas, o en macetas para terraza o balcones.

El tulipán llegó a Holanda en el siglo XVI y con el tiempo se convirtió en la flor más valorada en la historia, fueron un símbolo de riqueza, un objeto de deseo. Se llegó a pagar mucho dinero por los bulbos de tulipanes, llegándose a cambiar casas señoriales o campos enteros por un solo bulbo. Tal locura no pudo acabar bien, originándose la crisis del tulipan debida a la gran especulación, muy similar a la crisis actual del ladrillo.

Actualmente Holanda sigue siendo conocida por sus tulipanes, y todos hemos visto alguna foto de sus campos con interminables franjas de colores, aunque como ya sabéis, en Andrómeda encontraréis también tulipanes cultivados muy cerca de nosotros, flores locales que nada tienen que envidiar a las viajeras, igual de bonitas y con una menor huella ambiental por su corto transporte.

regalar tulipanes

regalar tulipanes